sábado, 4 de diciembre de 2010

Vermeer

.

Los que visitáis el blog desde hace varios cursos ya conocéis este ejercicio.
A partir de una pintura consagrada como es esta obra de Vermeer, los alumnos de 3º de la ESO lo han convertido en un pictograma.
Les pedía tres cosas:
Que la imagen tuviese las mismas proporciones que el cuadro original.
Que representasen la ventana porque era un elemento importantísimo para ver las tres dimensiones.
Y que tuviesen en cuenta la LUZ que es lo que mejor sabe pintar Vermeer.

No cumplen los requisitos a rajatabla, pero el resultado final está bastante bien en algunos trabajos.

Katerín Camargo


Fátima Arquero


Eberth Camargo


Bridget Arrita


Asier Mediavilla


Aitor Santamaría
.

3 comentarios:

el maletero dijo...

No tengo palabras. Mi cara es la de una O muy grande hecha con una boca que os admira.

lucía ordóñez dijo...

Debería de felicitar a los conserjes por su paciencia haciéndonos fotocopias. Cada tres segundos baja algún alumno diciéndoles: amplía, reduce...

Algunos, incluso de los que están aquí, lo van a repetir porque algunas cosas se pueden hacer mucho mejor.
Ya sabes que soy una tiquismiquis.

yolanda moreno dijo...

Pues, nada, a mí me parece que con la elección de esta obra este trabajo gana mucho, por lo de insistirles en el tema de la luz. Se lo has puesto difícil este año. Felicidades, chicos/as.