jueves, 25 de febrero de 2016

Homenaje al lapicero

.
Segunda entrega. Tan preciosos como los primeros.
Como el blog me da muchos problemas a la hora de colocar el texto donde yo quiero, en lugar de escribir debajo de cada fotografía, escribo aquí arriba a pesar de que es menos funcional.

El lápiz para pescar ideas es de Jonatan, con su cebo, su sedal. La foto no me ha quedado nada bien, lo suyo sería que el pez colgase pero no se me ha ocurrido el modo de sujetarlo. Si lo encuentro lo hago.

La segunda, el lápiz maraca. Este instrumento musical me recuerda a mi querido Agustín, mi profesor de la EEAA de Soría, el primero que me subió la autoestima como alumna y al que siempre recordaré con muchísimo cariño. En sus clases siempre sonaba Antonio Machín. Así que os podéis imaginar lo que me emociona el trabajo.
Paula, un consejo: yo le cambiaría la proporción e intentaría colocar un poco mejor la cinta aislante.

La tercera es de Sara Alonso, un lapicero paraideas.  Las barillas son cerillas. Están muy bien hecho, me tendrá que explicar el proceso.






.