domingo, 5 de junio de 2016

El último desayuno

.
Pensando en La Última Cena de Leonardo da Vinci, les propuse a mis alumnos de 4º de la ESO hacer nuestro último desayuno.
La lista de palabras del fondo es lo que he pedido que hagan en casi todos los proyectos que he propuesto. Los contenidos se olvidan y no importa porque se pueden buscar con facilidad en cualquier fuente. Pero si han aprendido a ser observadores, a arriesgar, a ampliar, a experimentar, a curiosear, a simplificar, a disfrutar, a salir de la raya, a buscar, a insistir y sobretodo a jugar, esto no se olvida.

Chicos, no podéis imaginar, lo mucho que he disfrutado con vosotros. Os admiro. Os felicito. Habéis sido capaces de elaborar ideas, de organizaros, de distribuir tareas, de acabar trabajos en equipo y de hacerme reír.
¡Os deseo que disfrutéis haciendo lo que habéis elegido para los próximos cursos!



4 comentarios:

Sara López dijo...

Ahí Lucia... cuantos recuerdos

lucía ordóñez dijo...

Buenos ¿no? Vuestro 4º fue muy especial para mi, siempre tan dispuestos a hacer. Así da clase cualquiera. ¿Qué te mandan hacer en esa escuela? Cuéntame. Me gustaría saber. Un beso, Sara.

Mayalen dijo...

QUE IDEA TAN MARAVILLOSA LUCÍA. Lo escribo en mayúsculas para que se transmita mi entusiasmo. Me hace llorar de alegría. Felicidades.

lucía ordóñez dijo...

Mil gracias, Mayales. ¡Mis fieles visitadores! Me siento en deuda con todos aquellos que escribís cosas tan bonitas a pesar de que ya no le hago ni caso a este blog. Es por falta de tiempo. Ahora no dispongo de él. De vez en cuando cuelgo algún trabajo en Instagram. Algún día lo retomaré.