martes, 4 de marzo de 2008

Lanas Katia. Suaves caricias.

diseño

Esta bolsa me la encontré un día en un cajón de mi madre. Parece un playmóvil bidimensional. Me recuerda al trabajo que hizo Arancha en Burdeos cuando estuvo de erasmus en 1995. Nuestro último año de carrera.

1 comentario:

daleluzativuda dijo...

María Prieto,observadora ;)
ME ENCANTA.Me encanta ver que gracias a este blog,la gente tiene más interés por el arte,eso que dices en un texto que no sirve para nada...quizás esas cosas que no sirven y a las que no se les da importancia,sean las cosas más bellas y esas que nos hacen seguir adelante en esta..¿Sociedad?
Espero que todo te vaya bien,ya me`pasaré algún día por el insti a ver como van las cosas.
Y decirle a todxs tus alumnxs: no dejeís que la llama que os ofrece Lucía se apague,gracias a ella aprenderéis a observar y no a mirar,es una gran diferencia.
Agur,suerte