sábado, 11 de mayo de 2013

Como en la Facultad

.

En la parte de atrás de la Facultad de Bellas Artes había una piscina vacía. Los amigos bajábamos a comer allí cuando empezaba el buen tiempo para seguir trabajando por la tarde en los talleres. Tuvimos la suerte de hacer una carrera que nos gustaba.
A mis alumnos siempre les digo: Elegid lo que os emocione.
.
.

7 comentarios:

FRAN dijo...

Hace un par de semanas estuve visitando unos dias a Judith en Salamanca, y nos pasamos por la facultad para ver los talleres, y como no, vimos la piscina.

lucía ordóñez dijo...

Hola Fran, sigues ahí.
Aquella piscina era un lugar con pátina, mágico.
En el blog de Flores en el ático, Remedios, creo recordar que puso una entrada con piscinas.
Un beso

FRAN dijo...

Lucía, claro que si, aunque no escriba, sigo tus entradas nuevas.
Un beso

Santiago García dijo...

Son lugares mágicos de por sí, como el azul piscina. Hace poco volví a ver "La tormenta de hielo", dos de los protagonistas tienen una piscina abandonada como punto de encuentro. Son lugares imantados.

lucía ordóñez dijo...

Qué bonito lo que escribes, Santi.

Yolanda Moreno Torrado dijo...

la piscina...vacía.

lucía ordóñez dijo...

Yo diría LLENA de vacío porque a veces pesa tanto....