domingo, 12 de mayo de 2013

Vivian Maier, una desconocida

.

Hoy he conocido la VIDA y la OBRA de Vivian Maier, gracias a ARANCHA
 
Maier no revelaba muchos de sus carretes porque no se lo podía permitir. Sólo tomaba fotos sin descanso y sin que aparentemente le importara el resultado final.
Una parte importante de su vida la dedicó a ser niñera de una familia.
En 2007 John Maloof estaba buscando información para escribir un libro de historia sobre Chicago y acudió a una subasta donde compró un archivo de fotografías por unos 380 dólares. La casa de subastas los había adquirido de un almacén guardamuebles porque Vivian Maier había dejado de pagar las cuotas del alquiler de su casa y le habían quitado sus pertenencias.
John Maloof comenzó a revisarlo y lo desechó para su investigación. Decidió revelar una parte y revender el resto en Internet. Fue entonces cuando el reputado crítico e historiador de fotografía Allan Sekula se puso en contacto con él para evitar que siguiera dispersando aquel material prodigioso y lleno de talento.
 
En en la SALA DE SAN BENITO de Valladolid lo podéis disfrutar desde el 5 de mayo.
.